compaginar-relacion-pareja

Cómo compatibilizar tu relación amorosa con tus amigos

Después de una larga etapa de soltería es probable que de manera inesperada encontremos una persona con la que nos apetezca comenzar una relación de pareja. Los primeros meses son los más bonitos y empalagosos. Durante este tiempo estaremos la mayor parte del día con nuestra persona. Puede que en este punto surjan los primeros conflictos con nuestros amigos, pues acostumbrados a vernos todos los días, reír, contarnos confidencias y pasar la mayor parte del tiempo juntos, se sientan desplazados por nosotros o no comprendan que ahora tenemos una pareja que también requiere nuestra atención y, en la mayor parte de ocasiones, querremos que estar a solas.

Consejos para compatibilizar la relación con tus amigos y tu pareja.

1. Presta la misma atención a tus amigos que antes de tener pareja. No por ello dejes de llamarles cuando les llamabas o preguntarles sobre asuntos que les preocupan. Apóyalos. Siempre que necesiten hablar no les niegues una quedada. Si se trata de una situación extraordinaria, aunque hayas quedado con tu pareja, habla con él o ella y explícale el tema. Lo entenderá; posteriormente, dile a tu amigo o amiga que habías quedado con tu pareja pero, ante su situación de ‘emergencia amistosa’, has decidido aplazar esa cita unas horas para poder estar con el o ella y ayudarle en lo que sea. De este modo tu amigo pondrá en valor que has dejado de hacer una cosa que realmente te importaba y que también era un compromiso para ti, por acudir a su llamada. A pesar de ello, no dejes de lado a tu pareja y anímala a ir con vosotros una vez hayáis solucionado el problema y posteriormente id los dos a realizar el plan que tuvierais previsto hacer.

2. No pierdas el contacto con tus amigos nunca. En ocasiones los necesitarás tu y una relación de amistad se basa en dar y recibir. Además, a pesar de que ya no quedes con ellos tanto como antes, queda como lo hacías habitualmente algún día a la semana. Eso sí, ve solo, no hay mayor corta rollos que llevar a tu novio a menudo con tus amigos. Ellos tienen que ver que estás como siempre. No obstante, si sigues quedando todos los días con tus amigos, puedes llevar de vez en cuando a tu pareja para que no se sienta desplazada.

3. Nunca dejes de ir a los planes que hacíais antes, ni cambies como persona, si antes bebías cerveza, sigue bebiéndola, ten personalidad, si fumabas fuma, o si lo dejas -que por otra parte es mejor para nuestra salud- hazlo porque realmente quieres y no porque te lo haya dicho tu pareja. En caso contrario, te enfrentarás a tus amigos y a la pareja que tengas porque éstos pensarán que te estas dejando manipular por el y no estás haciendo lo que realmente quieres, ya que ellos solo van a querer tu bienestar.

4. No lleves un tipo de relación absorbente porque esto solo será perjudicial para tu salud. El amor no es sinónimo de estar preso, sino todo lo contrario, es una expresión mas de libertad, única y exclusiva de los seres humanos y, como tal, amemos con racionalidad. ¡Nunca dejes de lado a los amigos que siempre estuvieron ahí, porque nunca sabes si los volverás a necesitar igual que antes!